En 2014 me convertí en una emprendedora a medio tiempo. Durante el día, trabajé diligentemente en un trabajo político y de abogacía, pero por las noches, escribía y trabajaba en mi conocimiento digital.

Y, sin embargo, ese trabajo adicional valió la pena a largo plazo. Ahora dirijo una agencia creativa llamada Born In June Creative con mi novio como mi principal actividad. Para estar seguros, no todo siempre son arcoiris y mariposas, pero he aprendido algunas lecciones increíblemente valiosas a lo largo del camino que me han permitido hacer crecer de a poco lo que me gusta a la par de mantener mi estabilidad.

Aquí hay algunos consejos prácticos probados por mí, algunos colegas y empresarios:

Consultá tu manual para empleados

Antes de comenzar a promover tu proyecto para llegar a clientes potenciales, asegurate de que tu empleador de tiempo completo no tenga ningún política (como una cláusula de no competencia) que te impida trabajar en otras áreas. Tené especial cuidado si su proyecto implica un trabajo similar al que realizas en tu trabajo diario. Se discreta y consultá con RRHH si es necesario.

Prepárate para el éxito

Ahora que estás listas para comenzar, asegurate de alinear tus redes sociales, LinkedIn y tu sitio web personal para mostrar lo que haces, utilizando un lenguaje consistente y cohesivo. No ignores tu logotipo y marca. Trátalo como una empresa seria y no solo como un hobby.

Desarrolla un gran discurso en persona; cuando hablas de tu nuevo proyecto, sé valiente. Si no tenes mucha experiencia en lo que estás haciendo, pensá en cómo se relaciona con tu experiencia y comenzá a promocionarte sin verguenza.

Construí una red

Jennifer Lopez (no estamos hablando de J.Lo) fundó su firma de relaciones públicas Camila Creative después de nueve años en el campo, pero aún así se vio en la necesidad de asistir a muchos eventos y comenzar a hacer nuevas conexiones para poner en marcha su negocio.

“Comencé a presentarme a la gente, asistir a eventos, buscar personas en las redes sociales y enviar correos electrónicos”, dice. “Muchos no tuvieron respuesta, pero algunos llevaron a proyectos, lo que condujo a clientes, que me llevaron a donde estoy ahora”.

Construir una comunidad es la única forma en que avanzarás en tu proyecto. Podes construir esa comunidad offline o virtualmente, pero de cualquier forma, tendrás que acercarte a las personas que ya están haciendo lo que queres hacer. Si sos introvertida, Twitter, correo electrónico e Instagram DM son tus mejores amigos. Podes asistir a eventos de networking y conferencias.

Cuando vi que se rechazaban todos mis intentos para que se publicara mi trabajo, me uní a una comunidad de escritores y al consejo de una organización llamada Bindercon, que ayuda a las mujeres y a los escritores.

Pude retribuir, mejorar mis propias habilidades de escritura en el proceso, hacer algunos contactos excelentes y, finalmente, obtener mis textos publicados en algunas de las publicaciones de mis sueños, como Marie Claire y Vox. Esto también me dio mi primer trabajo como escritora oficial como colaborador habitual y pago.

Plantá semillas y tené paciencia

Créelo o no, mi primer cliente vino de un mensaje de Instagram, que dio lugar a un correo electrónico, lo que resultó en un cliente, que se convirtió en la base que me permitió abandonar mi trabajo de tiempo completo. Pero la relación con el cliente comenzó meses después de que nos conocimos.

Si está haciendo el trabajo de comunicar tu valor, actualizando tus perfiles de redes sociales y poniendo énfasis en mejorar tus habilidades, las personas notarán tu ética de trabajo, compromiso y dedicación.

Pasá tiempo haciendo reuniones informativas o participando en reuniones con otras personas en tu campo. Tal vez alguien necesita ayuda con su propio proyecto, o puede surgir una alianza conjunta.

Plantar semillas también significa hacer cosas por otros y transmitir información sobre oportunidades. Ser parte de una comunidad significa dar, no solo recibir.

Escrito por: Betsy Aimee para Girl Boss
Fotografía: Daria Kobayashi Ritch

Author Mars Negrette